viernes, 6 de marzo de 2009

Psicología infantil

Se que nosotros no tenemos mucho hablado sobre las comparativas entre la sociología infantil y la canina.
Tendemos a pensar que este tipo de comparaciones son odiosas, pero lo cierto es que en investigación ambas se nutren las unas de las otras de sus progresos.
Este es un episodio mas que difícil de un niño que absorbe la vida de sus padres con sus comportamientos.
Os lo pongo en el enlace al tercer vídeo y sólo pongo este, después si os interesa seguir viéndolo, podréis hacerlo en los vídeos relacionados.
La paciencia, la constancia, la consistencia. Siguen siendo la premisa para un cambio de comportamiento.
Las Mar y los refuerzos positivos, las herramientas a utilizar.


2 comentarios:

Claudia Estanislau dijo...

este episódio é perfeito. Aquilo que fazemos com os cães é exactamente isto, ignorar comportamentos indesejados e premiar comportamentos adequados. Os cães ainda são mais fáceis, porque não falam e não temos que lidar com os comportamentos verbais indesejados :D ;D

Cristina dijo...

Hola,
A mi este niño me da una pena tremenda, ¿cómo ha llegado hasta ahí? Con quien realmente trabaja la psicóloga es con los padres. No entiendo que un niño de menos de 4 años (aparentemente) deba bañarse solo. Pobre niño.
Saludos a todos
Cristina Muro