lunes, 12 de octubre de 2009

Documento sobre "agresividad" de perros a niños.

Por muy bien educado y por muy tranquilo que sea el perro,existe una especie que es capaz de sacar del perro las peores y mas inesperadas reacciones. Estamos hablando de esos pequeños seres que corren hacia ellos, los abrazan de manera brusca, les gritan, les pisan el rabo, les muerden las orejas y les chillan. Sí, estamos hablando del peor enemigo (jeje...en sentido figurado, claro...jeje) del perro......
"EL NIÑO" ;-)

Todos sucumbimos ante la tierna imagen de un niño jugando con un cachorro.
¡¡¡ Que bonito !!!, exclamamos.

Parecemos no darnos cuenta de la cantidad de reglas, que el pequeño ser humano infringe, creando así una tensión en el perro con la que no contábamos. El preludio de un desenlace fatal, el comienzo de una enemistad que durará prácticamente toda la vida de los dos cachorros, el humano y el cánido.

Lo que en un principio nos parecía tan tierno y bonito, desenlaza en una maniobra defensiva por parte del can, de manera muy agresiva y para la cual, los miembros de la familia, no estaban preparados. Un desenlace fatal que nos confirma que el peor enemigo del perro, es, ha sido y será "EL NIÑO".


Me gustaría, aunque creo que no hace falta, recalcar que lo escrito en este documento es en plan humorístico. Todos debemos saber la verdad sobre este delicado tema, que es "niños y perros".
Por supuesto nosotros basamos la relación entre niños y perros en la educación de amor y respeto que el niño debe tener, tanto a los perros como otros animales, sin permitir que este les moleste, agreda o cause cualquier mal. Y en cambio aprenda su lenguaje y sus pautas, para que en un futuro pueda comprenderlos e interpretarlos, algo que es básico y esencial para una convivencia ideal.
Teniendo en cuenta, que como norma general, el mas peligroso suele ser el niño... el debe de ser el que desgaste nuestro afán para que la relación vaya bien.
Estas fotos no corresponden a ninguna maniobra defensiva por parte del perro, si no a un contacto entre un niño y un perro siempre supervisado, en el que el resultado final fue un auténtico lavado de cara por parte del cachorro.
Creo correcto aclarar todo esto, ya que estamos tocando un tema delicado que en ocasiones ha traído desgracias a muchas familias, un tema con el que tenemos que sensibilizarnos ya que las consecuencias pueden ser terribles, y no motivo de risa.

7 comentarios:

Richard y(Sony-Tessa-Lucky) dijo...

Cierto es que la mayoría de las veces, por desgracia, se centran todos los esfuerzos en la enseñanza y la educación-socialización del cachorro, en lugar de luchar en los 2 frentes al mismo tiempo: la educación del cachorro y por otro lado, la educación "temprana" del niño.

No se puede pretender crear perros absolutamente "masoquistas", que "soporten" (lo que no quiere decir que les guste) tirones de rabo, de orejas, que les pisen, etc...etc. Por supuesto, se podrá llegar a educar a un cachorro (futuro perro adulto) para que "soporte" lo máximo posible, y para minimizar el riesgo de tener un "accidente", pero en la vida...TODOS (humanos y perros inclusive) TENEMOS UN LÍMITE.
Lo mismo que un niño, sus padres le pueden educar perfectamente para tener una vida "pacífica", a mentaner la calma en momentos delicados, a "soportar" bromas ajenas, desplantes de otros NIÑOS, e infinidad de "estímulos negativos" de la vida cotidiana. Pero no nos engañemos... TODOS siempre vamos a tener un límite, a partir del cual... pasamos a poner nuestros pacíficos principios a un lado... ¿será nuestro instinto natural de supervivencia?¿será nuestro estrés acumulado y sus consecuencias sobre nuestros umbrales de permisividad-agresividad-defensa?¿será que nuestro laboratorio interno neuroquímico funciona de forma "natural" y el sistema límbico pasa a funcionar pasado de revoluciones...pasando el cortex a un segundo plano, y con él todo lo "aprendido y socializado"? Pués para nuestro querido perrito...IGUAL.

Sea lo que sea lo que pasa y sus posibles respuestas (o todas ellas ;-), lo que tengo claro es que LA MEJOR EDUCACIÓN TEMPRANA DE UN CACHORRO...NO ES SUFICIENTE. Es absolutamente imprescindible que nuestros esfuerzos sean dedicados de forma paralela e igualmente decidida a la EDUCACIÓN TEMPRANA DEL NIÑO, socializándole correctamente con el resto de las especies...incluido el PERRO :))

Un saludo

P.D.: por cierto las fotos de Yankee y Dani...buenísimaaaaaas.

Eliseo dijo...

Dani, genial el aporte...
Cuando Richard comienza a hablar de cortex, neurocortex, dopaminas, sistema límbico e historias místicas me recuerda a mi abuela hablando de Meigas (os recuerdo que soy Galego)...jejejeje
El tema de niños y perros es un tema delicado, problemático y que frecuentemente da más quebraderos de cabeza de los que debería. Una mala información por parte de los dueños y una mala gestión de la educación canina, hace que frecuentemente se hagan correcciones cuando el perro se acerca al niño, le mira o simplemente está en la misma habitación.
Un ejercicio de respeto y educación correcta y en buena línea, tanto del perro como del niño (fundamental) y un ejercicio de "neutralidad" hará que éstos se comporten de manera totalmente natural...pero, y esto es algo que me gustaría subrayar, siempre en presencia de adultos...

Richard y(Sony-Tessa-Lucky) dijo...

Qué mal me tratas Elyyy!!!!siempre negativo...nunca positivo...jajajaja...dentro de poco te veo en el "lado oscuroooo" jajajajaja
¡¡con lo que me gustan las "historias místicas"!!!jejejeje.

Eliseo dijo...

jejee...pues ya te contaré historias de la Galicia profunda, meigas, Santa Compaña, Lobisomes y demás criaturas de la noche...historias inexplicables y terroríííficas...jejejeje

Laura-Aten-Demon dijo...

Dani, aparte de las fotos que como comprenderás me parecen de lo más tierno, me ha encantado el contenido y la idea creo que no puede quedar más clara y ser más útil.
Hay que progresar, desterrar la idea del perro como ser inferior al que hay q mantener alejado de los bebés por su seguridad para luego pasar a ser el "bicho" que soportorá las travesuras del niño ya crecido. Los niños deben crecer desde el min 1 en casa con sus mascotas en un ambiente de respeto, como una especie distinta al que hay q conocer para poder convivir. Es inadmisible y está abocado al fracaso tener un perro educado y un niño asalvajado como al contrario.
Estoy de acuerdo contigo en que muchas familias han sufrido mucho por este tema pero yo sigo viendo un nefasto manejo de las relaciones niño-perro y veo a un perro chupar a "su" niño con todo el cariño y por ello es regañado, apartado mientras que sonrien cuando el niño golpea o pisa al perro.. luego podremos lamentarnos de alguna desgracia?
A propósito de las fotos sólo puedo decir lo bonito que resulta ver la carita de Dani Jr. cuando sus papis le explican que tiene que tocar despacito al cachorro o que el perrito está dormido y hay q dejarle descansar... Es un sol de niño pero además lo entiende y sigue jugando a lo suyo.. Con esta forma de hacerlo y educando al cachorro por supuesto, seguro que vamos a poder compartir con todos vosotros muuuchas más fotos y anécdotas de este nuevo par de amigos.

Aitziber & Tessa & Sony & Lucky dijo...

Me encaaaaannntaaaaannn las fotos!!!! Dani está pa comeeerselo toooo enteritoooo!!! Pero veo que ya lo hizo Yanki por nosotros, jejejeje. Anda que no se lo pasaron bien los dos!!!
Estoy desean ver a mi Mari Sandrita revolcandose con nuestros perretes, porque estoy segura de que se lo van a pasar "teta" todos juntos.
No haya nada más bonito y tierno que ver fotos como estas cuando hay una buena educación por ambos lados, niños y perros.
Espero que muuuuuucha gente tome buena nota y se dejen de tonterías como las que a veces oimos por la calle de esos padres que meten miedo a sus hijos con los perros...."deja de llorar que viene el perro y te muerde!!". Si el perro pudiera hablar en ese momento mandaría a ese papá o a esa mamá a tomar por........
Besos, lametazos y babitas.

Javi-Cora-Tizón dijo...

Bueeenaaaaaas,

Vaya fotos de catálogo de PRÉNATAL que tiene el Dani macho, vaya chavaluco. Con esto de los chavales que comentas yo ahora los fines de semana tengo la casa con dos niños que no veas lo obsesionados que están con los perros, y no todos los perros son niñeros. En nuestro caso el pobre Tizón se agobia mucho y ya se ha conseguido que el niño pida permiso para ir a dar por saco al perro, pero Cora, puffff, si la vieseis como se duerme con el niño encima abrazado. Menuda preocupación tiene la cachonda con los niños, y el Belete igual, además Belo los busca para que lo sobeteen al máximo :)

Muy bueno el artículo Dani, ya era hora de hablar de algo que antes o después nos preocupará a casi todos ;)

Un abrazo a todos, os echo de menos un montón chavales.