viernes, 13 de noviembre de 2009

ERRORES

Muy al hilo de lo que Richard ha explicado en el post de más abajo... os dejo un vídeo de errores en el aprendizaje de tareas motoras.

Recordemos que en ese aprendizaje están las fases: Cognitiva, Asociativa y autónoma, Cuando le pedimos a nuestro amigo avanzar nos tenemos que asegurar bien que tenemos solventada la anterior.

4 comentarios:

Dani Pardos dijo...

Que buenoooo ¡¡¡
Me he partido el pecho viendo a Big y su cara de circustancias....
Por cierto... te veo mirar a lo que seria tu izquierda... ¿es que tienes algún espejo para vigilar todos sus movimientos?

HechiAsia dijo...

SIIIIIIIIIIIIIIIIII. EL mismo que enseñé a "Big Bang" a mirarlo, te acuerdas ???

Es que como está delante de mí no llego a ver sus respuestas.

Verás cuando los dos TOQUEN EL XILÓFONO a la vez :-)))))))))))))

Me apasiona enseñar conductas nuevas, me hace sentir muy bien.

Richard y(Sony-Tessa-Lucky) dijo...

¡¡Qué bueno!! y qué didáctico!!
Me encantan sobre todo unos detalles que se ven con Big perfectamente, fundamentales para mi a la hora de enseñar al perro a lo largo del proceso de aprendizaje del ejercicio en cuestión: el dejarle "pensar", dejarle su tiempo para que resuelva (esto lo considero básico a la hora de que el perro aprenda a gestionar el estrés que le supone el hecho de tener dudas lógicas debido al propio proceso de aprendizaje).

Y por otro lado, la actitud del guía "transmitiendo seguridad y confianza" al perro en esos momentos de "incertidumbre", que es la mejor forma de que el perro "se crea capaz" de solventar los problemas que se va encontrando. Y por supuesto en el futuro tendremos a un perro autoconvencido de poder con todo lo que se presente.

Yo más que hablar de "errores" (en lo referente a las ejecuciones del perro de forma alejada a nuestras pretensiones), lo llamaría algo así como "opciones a descartar" durante el aprendizaje y estabilización de comportamientos. Totalmente de acuerdo contido en que son parte del proceso. Y yo añadiría que parte "imprescindible" (más concretamente de la "discriminación" conceptual) para lograr una correcta y adecuada comprensión del ejercicio. Muchos se centran en trabajar la "generalización" de comportamientos debido a los problemas evidentes que causa su falta (ejecución de comportamientos SOLO en determinadas situaciones, momentos, lugares, etc.). Y sin embargo se suele olvidar y pasar por alto el imprescindible proceso de "discriminación", en el que el perro aprende a definir y diferenciar el comportamiento "correcto" con respecto a los otros comportamientos alternativos.

Pero esos "errores" no son (y por desgracia muchos lo consideran así) de ningún modo comportamientos equivocados y mucho menos malintencionados, ya que el perro no sabe aún ni siquiera lo que queremos que haga, sirviendo para muchos de excusa para "corregir" estos supuestos errores (cuando en realidad el perro está superesforzándose en aprender y comprender lo que le estamos enseñando), en muchos casos intimidando al perro con la fuerza y la coacción. Con esta dinámica está claro cuál será el perro que nos encontraremos en el futuro no muy lejano (al contrario que antes): un perro que no sabe gestionar el estrés generado por el aprendizaje...bloqueo emocional y en definitiva un perro que ante las dudas lógicas del aprendizaje inicial...SE BLOQUEA (y probablemente se pone a realizar comportamientos alternativos...os suena??)

Perdón por el rollazo... es que cuando me quiero dar cuenta me he pasado con las teclas :))

Jordi dijo...

Richard, qué gran razón tienes. No he sabido llegar a ese punto con Bai, mi perra. Por lo tanto, sí que me suena el estado que comentas en el perro. No por coaccionar ni utilizar la fuerza, pero sí por no haber sabido hacerle pensar y discriminar las conductas no deseadas.
En eso estoy, siguiendo vuestro trabajo ( dogsenjoy) y el de Pere, sois una gran referencia.
Qué pena no haberos canocido antes...