domingo, 12 de octubre de 2008

Bienvenidos al mundo de las "HABILIDADES CANINAS - TRICKDOGGING"

Este es un artículo escrito por PERE SAAVEDRA, como presentación y explicación del "TRICKDOGGING - HABILIDADES CANINAS", con el que a todos nos quedará mucho más claro en qué consiste...ventajas...niveles...etc...

"Modalidad de entrenamiento con perro conocida fuera de España como “Trickdogging” que contiene la base estructural de muchas actividades de educación canina actuales: Agility, Dog Frisbee, Obediencia, Flyball, Dog Dancing, etc.,

Practicar “Trickdogging” es llegar más profundamente a nuestro amigo el perro, la comunicación que se establece entre ambos mejorará el vínculo y lo enriquecerá, una armonía necesaria para poder dar vida a cualquier otra actividad.

A través de ésta modalidad nos implicamos completamente en su adiestramiento y educación desde que el perrito apenas cuenta con días de vida (“Nunca es demasiado pronto para educar”), además de desarrollar y estimular su inteligencia a través de trabajos deductivos/cognitivos, desarrollando al máximo todo su potencial genético y convirtiendo a nuestro amigo en un amante del aprendizaje.

Los cachorros traen una buena aptitud genética para el desarrollo de habilidades, de sus amigos humanos depende el buen desarrollo de éstas capacidades instintivas.

El entrenamiento que se realiza siempre es en positivo y teniendo muy en cuenta el estado emocional del perro, requiere de mucha sensibilidad por parte del guía para lograr estimular la capacidad de aprendizaje del animal.

El resultado: Nuestro compañero aprende de forma fácil, coherente y respetuosa un gran número de habilidades o ejercicios prácticos, divertidos, entretenidos y algunos bastante utilizados en la vida cotidiana.

Algunas de esas habilidades mejoran considerablemente la práctica de otras disciplinas, así, tendremos la base de la pirámide donde aguantar la información nueva que va llegando, dando consistencia y permaneciendo a través del tiempo.

Una modalidad donde se interactúa de forma constante con nuestro amigo el perro. Quién ha practicado “Trickdogging” conoce las ventajas y las facilidades que conlleva. No sólo tendremos a un perro mucho más cognitivo, tendremos a un perro feliz con capacidad para afrontar nuevos y grandes retos.

La práctica de “Trickdogging” anima a las personas a reunirse y pasar buenos ratos con los perros, en casa, en el parque, en el Centro Canino, donde uno desee… el fin es divertirse mientras se aprende sin que el objetivo principal sea el mundo de la competición.

Existen varios niveles, podríamos citar:

NIVEL BÁSICO / INICIACIÓN: Primera toma de contacto con el mundo de las habilidades Caninas. Aquí empezaremos conociendo a nuestro perro y fortaleciendo las conductas aceptables a través de la motivación y la economía de recompensas y refuerzos.

Aprenderemos a utilizar la herramienta condicionada “Clicker” (El cómo se desarrolla la técnica) dirigida a la captura y moldeado de pequeños ejercicios de poca dificultad para ambos, aquí se aprovecha los movimientos que nuestro perro hace de forma libre y capturamos otros nuevos para ir aproximando a nuestro amigo al comportamiento que queremos conseguir más adelante.

En este nivel se pueden trabajar todo tipo de habilidades siempre que se haga en positivo (clicker, comida, juego, etc.,) y a unos niveles de exigencia bajos en respuesta, el animal debe ir de forma progresiva subiendo escalones, debemos tener paciencia y considerar la dificultad del ejercicio planteado.

Habilidades como el manejo de cada una de las patas, movimientos distintos con ellas (cruzarlas, levantarlas una a una, etc.,) es importante trabajarlo a corta edad. Este nivel es el más importante porque de él dependerá la fiabilidad y consistencia en los dos niveles restantes.

Aquí se trabaja más técnica que concepto precisamente para no complicar los ejercicios y aprovecharnos de lo que el animal nos va ofreciendo a voluntad. También el dueño va aprendiendo y comprendiendo qué procesos está manejando, lo que hacen, por qué lo hacen y cómo deben hacerlo.

NIVEL MEDIO: En este nivel nos encontramos controlando nuestras herramientas de aprendizaje de forma correcta, debido a esto, podemos incrementar el grado de dificultad a nuestro perro. Existen multitud de habilidades complejas que puede una pareja desarrollar, desde mover las caderas, hacer el pino, una diagonal de patas, levantar dos patas del mismo lado, hacer un slalom en sentido contrario, una reverencia en movimiento, caminar para atrás, mantenerse en el oso, etc., etc., etc.,

Muy importante en este nivel es probar y comprobar que el perro ha entendido cada uno de los conceptos adquiridos en la etapa anterior. El perro debe entender no sólo la norma … sin comprensión de los conceptos no hay avance posible.

NIVEL AVANZADO: Cuando nuestro perro se ha convertido en un experto del mundo del aprendizaje, es muy cognitivo y le es sencillo, cómodo y rápido resolver problemas, es ahí cuando podemos decir que se encuentra en un nivel avanzado y/o profesional.
Aquí la pareja ya puede salir y demostrar a otras personas cómo se trabaja con las habilidades aprendidas (mediante coreografía, escenografía, exhibiciones de trucos, etc.,)

El nivel de acierto es mucho mayor que en los dos niveles anteriores y ya NO es necesario depender de la herramienta clicker y refuerzos externos para producir y /o ser sencillamente funcional. La gestión del estrés es mucho mayor tanto por el guía como por el perro.

Cuanto más generalicemos cualquier habilidad / ejercicio más gestión del estrés tenemos.

Un gran repertorio da solidez a la pareja y la anima a buscar nuevos retos mediante trabajos más complejos y cognitivos. La proactividad que se desarrolla en el perro durante estos meses de atrás hace que la expresividad de ambos fascine a cualquiera que mire con detenimiento el trabajo.

Desde luego, una modalidad apasionante que enriquece a la pareja y suma puntos para cualquier otra actividad, a la vez hace que nos sintamos más partícipes del mundo del adiestramiento y educación de nuestro amigo el perro.

Si comunicar significa “hacer a otro partícipe de lo que uno tiene” dejemos participar a nuestro perro en su propio aprendizaje y que sea él mismo quien decida cuándo / cómo empezar y cuándo / cómo terminar…

Desarrollemos su creatividad mediante el juego, comuniquemos desde lo positivo, transmitamos mensajes ricos en información, tengamos paciencia, seamos coherentes y respetuosos, sólo así tendremos alguna oportunidad de alcanzar el éxito.

Bienvenidos al mundo de las habilidades caninas.

Pere Saavedra"

3 comentarios:

Virginia Gallego dijo...

Hola Pere, me ha gustado mucho tu definición....¿la has escrito tu o la has sacado de algún sitio?

HechiAsia dijo...

Si este artículo tal cuál está lo hubiera sacado de alguna web no lo hubiera firmado yo por supuesto.

Me gustó mucho el que tiene
colgado "Lealcan" y si te fijas he querido empezar con una frase de ellos, la estructura es básicamente la misma (el contenido no). Siempre me ha agradado mucho cómo escriben ellos sobre cualquier actividad canina.

Aunque todos parece que hablemos de lo mismo... el haber practicado durante años una u otra disciplina en concreto... (siempre he enseñado habilidades a todos mis perros, a otras muchas personas también) ...hace que cuando se escribe sobre el tema salga a la luz ese lado profundo que llevamos dentro.

Hace año tuve una web "La Página Azul" donde colgabámos muchos artículos además de información, vídeos, entrevistas, fotos, etc.,
Ahora estamos trabajando para tener otra web y allí poder explicar lo que, durante tantos años, he/hemos estado viviendo.

Un cordial saludo

Virginia Gallego dijo...

Hola Pere, no te lo he preguntado porque dudase de tu autoría, ni mucho menos...Te lo preguntaba porque me parece una forma muy buena de definir el concepto y quería saber de donde salía...
Gracias por la aclaración.